Menu Close

10 Consejos para Mejorar la circulación sanguínea

consejos-mejorar-la-circulacion-sanguinea portada

Tener una circulación sanguínea saludable es muy importante para tu salud y calidad de vida. 

En este artículo  te platicamos cómo mejorar la circulación sanguínea. Para empezar es importante darse cuenta de que el sistema cardiovascular no cambia de manera instantánea.

Por lo que obtener una buena salud cardiovascular es un proceso continuo que requiere paciencia y compromiso. 

Para empezar a introducirnos, nos haremos algunas preguntas:

¿Qué es la circulación sanguínea? ¿Cuál es la diferencia entre mala circulación sanguínea y buena circulación sanguínea?  ¿Se relaciona con el flujo sanguíneo y la presión arterial?

La circulación sanguínea es el proceso por el cual el corazón bombea la sangre y la transporta sangre a través del cuerpo. La circulación sanguínea también se llama flujo sanguíneo, debido al movimiento de la sangre.

Un buen flujo sanguíneo significa que la sangre del cuerpo bombea eficientemente, que la lleva adonde necesita ir.

El sistema circulatorio transporta nutrientes, oxígeno, minerales y anticuerpos por todo el cuerpo y las células para funcionar correctamente. El proceso de circulación también elimina los desechos de las células.

En este sistema también están trabajando juntos el corazón, vasos, venas y sangre.

Una mala circulación sanguínea

Los problemas con el sistema cardiovascular pueden provocar enfermedades de las arterias coronarias, arritmia, arteriopatía periférica e insuficiencia cardíaca congestiva.

Una buena señal de que tiene una buena salud cardiovascular es si tiene presión arterial normal, su colesterol está dentro del rango normal y no tiene latidos cardíacos irregulares, arterias obstruidas o problemas de las válvulas cardíacas.

Si estos problemas no son monitoreados o controlados, su riesgo de accidente cerebrovascular, paro cardíaco e incluso la muerte pueden aumentar.

“La mala circulación no es una condición o enfermedad, sino que generalmente es el resultado de otros problemas de salud.”

Por lo tanto, aunque se puede tratar la mala circulación sanguínea o mejorar el flujo sanguíneo, podría ser un síntoma de un problema mayor.   Aquí es recomendable que si presenta síntomas de una mala circulación acuda a su médico para un mejor diagnóstico.

Algunos problemas de salud comunes que causan mala circulación sanguínea incluyen coágulos sanguíneos, enfermedad de Raynaud, enfermedad de las arterias periféricas, diabetes, venas varicosas y obesidad.

Algunos otros síntomas que generalmente acompañan a una mala circulación sanguínea incluyen hinchazón, hormigueo, fatiga, cambios en el color de la piel, calambres musculares e incluso entumecimiento en los pies, tobillos y piernas.

He aquí la importancia de beber suficiente agua y limpiar nuestro organismo.

mejorar la circulación sanguínea

Entonces ¿Cómo mejorar la circulación sanguínea?

Algunas recomendaciones:  Los calcetines de compresión pueden ayudar con la mala circulación y el entumecimiento de los pies.

A continuación algunas formas de mejorar su circulación sanguínea.

Empieza a realizar algunos de estos consejos esta semana para mejorar tu salud cardiovascular ahora y por el largo plazo.

Son simplemente ajustes de estilo de vida que pueden ayudar a mejorar el flujo sanguíneo.

1. Dejar de fumar- Baja el consumo del cigarro.

Los productos de tabaco contienen muchos productos químicos nocivos y, en general, no son buenos para su salud.

En relación con el flujo sanguíneo, la nicotina que se encuentra en los productos de tabaco tiene un efecto negativo, haciendo que los vasos sanguíneos se contraigan o se estrechen.

Adicional, los ingredientes en los cigarrillos también producen monóxido de carbono. El monóxido de carbono une las proteínas de hemoglobina juntas en lugar de oxígeno como se supone que deben hacer.

Esto significa que su sangre tendrá problemas para transportar una cantidad suficiente de oxígeno a sus órganos.

2. Hacer Ejercicio

El ejercicio ayuda a fortalecer tu corazón, haciendo que bombee sangre de manera más eficiente.

El ejercicio también requiere un mayor flujo de sangre a los músculos para obtener nutrientes y oxígeno.

Esto, a su vez, hace que el cuerpo responda al expandir los vasos sanguíneos para ayudar a que la sangre fluya fácilmente y mejora la forma en que los músculos usan la sangre.

Intenta hacer ejercicio en tu gimnasio local, practica cualquier deporte en equipo. O incluso si no tienes tiempo, decide trotar en el parque cercano a tu casa. En tu último intento haz algo de ejercicio desde casa. 

mejorar la circulación sanguínea

3. Consumir super alimentos rojos

 Agrega a tu alimentación antioxidantes y nutrientes de frutas y verduras, como las antocianinas en las de colores rojos, moradas y azules, los carotenoides en naranja y amarillo y los polifenoles en blanco.

Según el NIH (Instituto Nacional del Cáncer), en su diccionario médico definen al carotenoide como,  

“El carotenoide es la sustancia amarilla, roja o naranja que se encuentra principalmente en las plantas, incluso en las zanahorias, las batatas, los vegetales de hojas verde oscuro y en muchas frutas, granos y aceites. Algunos carotenoides se transforman en vitamina A en el cuerpo y algunos están en estudio para prevenir el cáncer. Un carotenoide es un tipo de antioxidante y un tipo de provitamina.”

Estos compuestos ayudan a combatir los radicales libres y el estrés oxidativo.

Un polvo de superalimento rojo puede aumentar la estabilidad del óxido nítrico en el torrente sanguíneo al neutralizar los radicales libres dañinos que destruyen el óxido nítrico.

Los niveles saludables de óxido nítrico mejoran el flujo sanguíneo en todo el cuerpo y contribuyen a un mejor rendimiento del ejercicio, una mejor función cognitiva y sistema inmunológico, pueden ayudar con la regulación de la presión arterial y mucho más.

4. Tener buenos niveles de hierro.

El hierro es un mineral importante para el sistema circulatorio. El hierro está en la hemoglobina, que es un componente principal de las células sanguíneas.

Es muy importante asegurarse de que tu cuerpo tenga suficientes nutrientes para tener células felices y saludables.

Los alimentos con alto contenido de hierro incluyen espinacas, tofu, carnes rojas, lentejas y huevos.

5. Recibir masajes

Al obtener un masaje, los terapeutas de masaje presionan los músculos, lo que ayuda a presionar la sangre a través del cuerpo.

A medida que el masajista separa las manos del cuerpo, hace que fluya sangre nueva a esa área.

Esto también ayuda a liberar ácido láctico de tus músculos, aliviando al cuerpo del dolor y la incomodidad.

6. Comer Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 se encuentran en peces como el salmón, las sardinas y el atún.

Los ácidos grasos Omega-3 funcionan bien con su sistema circulatorio al aumentar el flujo sanguíneo, disminuir los niveles de triglicéridos y aumentar el colesterol bueno en el cuerpo.

Lo mejor siempre es lo natural. Sin embargo, también puedes optar por algún suplemento de omega-3.

7. Controlar el estrés.

El estrés hace que el corazón bombee más rápido y sus vasos sanguíneos se contraigan. Esto simultáneamente hace que su presión arterial aumente.

Esto puede hacer que el corazón trabaje demasiado durante demasiado tiempo, lo que puede causar daños al sistema circulatorio.

“Aprender a manejar el estrés puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea.”

Algunas recomendaciones para controlar el estrés son: el yoga, la meditación, hablar con alguien de confianza sobre los factores que te estresan o hablar con un terapeuta. 

8. Mantenerse de pie y activo.

Los estudios han demostrado recientemente que períodos extensos de sentarse empeoran los factores de riesgo de problemas cardiovasculares.

Ponerse de pie más puede tener muchos beneficios positivos para su salud. En el mundo de hoy, nuestra sociedad pasa más tiempo que nunca sentada en un automóvil, en en una silla trabajando.  Date breves descanso de 5 minutos, párate por agua o alguna fruta para las colaciones.

Si recibes llamadas muy a menudo, también puedes hablar por teléfono caminando de pie.

9. Lavarse las manos regularmente.

Podría sonar fuera de contexto. Sin embargo protegerse de los gérmenes es importante para la salud cardiovascular. Y ahora más! En tiempos de pandemia, pues la neumonía, la gripe y otras infecciones pueden ser realmente difíciles para el corazón.

Las bacterias de estas enfermedades agregarán estrés a su sistema cardiovascular a medida que su cuerpo intenta combatirlas.

Al reducir sus posibilidades de enfermarse, proteges tu corazón y tu cuerpo.

10. Evitar el consumo de alcohol.

El alcohol eleva temporalmente la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Si bebes alcohol regularmente, esto puede tener efectos a largo plazo en el sistema cardiovascular, como latidos cardíacos irregulares, aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial alta y músculos cardíacos debilitados.

Si bien no tienes que eliminar el alcohol por completo de tu vida. Ser responsable te ayudará a mejorar tu estilo de vida.

En conclusión…

Es necesario obtener los nutrientes adecuados para mantener saludables las células del cuerpo. Mejorar la circulación vale la pena para vivir una vida larga y evitar el pronto envejecimiento.

Haciendo pequeños cambios diarios para fortalecer tu corazón y mejorar la circulación puede ayudar a convertirte en tu mejor versión.

Visita Mentalidad Fit

Recibe tu dosis de Mentalidad!

Regístrate Ahora y Recibe Contenido semanal

Estoy de acuerdo en transferir mis datos personales a MailChimp ( Más información )

Respetamos tu privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *